IMG_2423.jpg
cocina 1 retocada.jpg
IMG_2423.jpg

Somos Tzuru


SCROLL DOWN

Somos Tzuru


Nuestra esencia

“Tsuru” en Japón significa grulla y simboliza el compañerismo, la paciencia, el respeto y la dedicación, cualidades que conforman la esencia de nuestro restaurante.

Cambiamos la S por la Z para rendir homenaje a los primeros inmigrantes japoneses que llegaron al Perú y cuyos apellidos, por desconocimiento, se inscribieron mal en las cédulas de identidad.

Así, Tzuru se convierte una palabra que tiene una fonética japonesa pero una identidad nikkei y representa a la perfección lo que ofrecemos como restaurante: practicar la filosofía japonesa con insumos y tradiciones peruanas.

cocina 1 retocada.jpg

El Equipo


El Equipo


Jorge MATZUDA

Jorge Matzuda estudió arte culinario en la Escuela de Chefs de la Universidad San Ignacio de Loyola. Después de realizar prácticas por varios restaurantes de Lima, dirigió la barra de EDO durante 7 años. En el 2007, viajó a Kagoshima, ciudad natal de sus abuelos, para estudiar cocina japonesa y realizar prácticas en un restaurante de cocina kaiseki. Al terminar, fue a Italia a estudiar cocina y enología en el ICIF. También, trabajó en la Osteria Francescana (Módena), experiencia que le enseñó a entender la cocina desde una visión más sensorial. Aprendió que la gastronomía es un arte que despierta emociones y sensaciones. Esto, unido a su convicción de que es trascendental el respeto a los insumos y la filosofía de mantener la sostenibilidad que aprendió en Japón, sentaron las bases para desarrollar un nuevo proyecto. Ya de regreso en Lima, convirtió ese proyecto en realidad y junto a Masa Hamada abrió las puertas de Tzuru, un restaurante que rinde homenaje a la cultura que sus ancestros desarrollaron en el Perú.

IMG_4081.jpg

Masanobu Hamada

Masa Hamada desarrolló el gusto por la cocina desde niño. Al salir del colegio tenía claro que quería estudiar gastronomía, pero al no tener los recursos para hacerlo, tuvo que optar por otra carrera. No pasó mucho tiempo hasta que decidió hacer lo que realmente le apasionaba. Entonces, viajó a Japón para trabajar y así poder costearse sus estudios de cocina. Durante su estadía en el país nipón tuvo diferentes trabajos, uno de ellos era de comida que se vendía en supermercados. Esa experiencia le sirvió para aprender la logística y el respeto por los insumos. De regreso en Perú, estudió Gastronomía y arte culinario en el instituto superior Expro. Realizó sus prácticas profesionales en Sushi Ito, restaurante en el que se acercó más a la cocina japonesa. Después practicó en un restaurante de pasta y luego ingresó a EDO Sushi Bar, lugar el que ascendió rápidamente a jefe de barra y, dos años después, pasó a hacerse cargo de la sucursal de la marca, experiencia que le sirvió para conocer la parte administrativa de un restaurante. Después de casi una década de trabajar en EDO sintió que había llegado el momento de crear algo propio.  Fue cuando junto a Jorge Matzuda decidieron abrir las puertas de Tzuru, un nuevo concepto que expresa cómo ambos chefs sienten la cocina.